Contratos

Condiciones justas que te protegen.

La culpa no es de los contratos, sino de quiénes lo firman. Constantemente conocemos pleitos entre compañías o personas, porque estas pensaban que las cosas eran de una forma, pero el contrato las describía de otra. La participación de un abogado minimiza estos problemas.

Cualquier empresa que se respete debe contar con una estructura de contratos justa, especializada y personalizada, que proteja sus intereses y que sean tan claros y transparentes que no dejen lugar a duda y malentendidos.

Así mismo, cuando toque a la otra parte proponer un contrato, es vital que tus abogados lo revisen, propongan cambios y te expliquen a detalle sus alcances y limitaciones.

 
¿Quieres mas información?